Béisbol

Además de las siguientes normas especiales de apuestas, se aplican las normas generales de apuestas. Sin embargo, las normas especiales tendrán prioridad sobre las normas generales.

1.) Extra innings: A menos que se afirme lo contrario, las apuestas se pagarán en función del resultado oficial, incluyendo los innings extra.

2.) Tiempo de juego: Si se suspende el partido, el resultado en el momento del abandono se considerará oficial si se han disputado un mínimo de cinco (5) innings (4 ½ innings si el equipo local va ganando). El ganador se determinará en función del marcador del último inning completado (a menos que el partido se acabe en la 2ª mitad del inning y el equipo local vaya por delante en el marcador, en cuyo caso el equipo local será declarado ganador).

Si no se estipula lo contrario, esta regla se aplica a todas las apuestas.

Excepciones:

  • “Apuestas en vivo”: el partido debe durar todo el tiempo programado para que todos los mercados permanezcan activos: 9 innings (8 ½ si el equipo local va por delante) para partidos de 9 innings, o 7 inning (6 ½ si el equipo local va por delante) para partidos de 7 innings. Si el partido se suspende antes de este tiempo, todas las apuestas se anulan, excepto aquellas que se hayan determinado incondicionalmente.
  • Béisbol finlandés: se tienen que haber disputado dos tiempos para que las apuestas sean válidas.
  • Apuestas al total: las apuestas se valorarán en función del resultado oficial después de 9 innings (8 ½ innings si el equipo local va ganando). En el supuesto de que se necesiten innings adicionales para finalizar el partido, las apuestas se valorarán en función del resultado final oficial. Si el partido es suspendido en un momento anterior, todas las apuestas serán canceladas, a no ser que ya se haya alcanzado el máximo resultado total posible por el que se puede apostar, en cuyo caso todas las apuestas serán válidas.

3.) Fecha: Todos los partidos deberán iniciarse en el día natural (fecha en el lugar del partido) y el lugar previstos. De lo contrario, no será válida ninguna de las apuestas por el partido.

4.) Run Line: Las apuestas se valorarán en función del resultado oficial una vez finalizados los 9 innings (8 ½ innings si el equipo local va en cabeza) , incluyendo todos los innings extra necesarios.

Final prematuro: si un partido es finalizado debido a una gran ventaja del equipo que lidera el marcador, todas las apuestas run line serán válidas (sólo es aplicable al World Baseball Classics, a la Copa del Mundo y a las competiciones Olímpicas).

5.) “Grand Salami”/MLB: Esta apuesta hace referencia al número total de carreras anotadas en todos los partidos jugados en un día determinado. Únicamente cuentan los partidos jugados en ese día (de acuerdo con lo programado por la MLB). Si se pospone o añade un partido al programa después de que se hayan publicado las cuotas iniciales, ninguna de las apuestas será válida. Si se suspende un partido en juego, todas las apuestas serán canceladas.

6.) Division Champions (campeones de división): Si la temporada se acorta por el motivo que fuese, las apuestas se valorarán en función del campeón de división (Division Champion) declarado por la correspondiente federación.

7.) En qué situación se encontrará el jugador X al final de su primer turno de bateo: Las apuestas se pagarán en función de lo que consiga el bateador nominado que parte de su plato o “home plate”. Ese jugador quedará “Eliminado”, “En la base” o anotará un “Home run”. Cualquier acción realizada por otro bateador en el “home plate” no es relevante para las apuestas.

8.) Si una apuesta por el ganador, por el resultado total o handicap finaliza en empate y no se ofrecen cuotas para esta opción, todas las apuestas serán anuladas.

9.) Apuestas especiales de jugadores: El respectivo jugador tiene que participar en el partido para que las apuestas sean válidas.

10.) Head-to-Heads de jugadores a largo plazo (por ejemplo, ¿Qué jugador anotará más carreras en la temporada regular? Head-to-Head Jugador A/Jugador B): Si un jugador no está convocado en la plantilla (no forma parte del "Active Roster") en la primera jornada de la temporada regular, todas las apuestas serán canceladas. Si alguno de los jugadores cambia de equipo, se contabilizarán las estadísticas combinadas.

11.) ¿Cuántas victorias conseguirá X en la temporada regular?: El equipo tendrá que disputar 160 partidos de la temporada regular para que las apuestas sean válidas.

12.) Apuestas por las series: Una serie, de acuerdo a esta apuesta, es un número de partidos (normalmente 3 ó 4) que se juegan de manera consecutiva por los mismos equipos en el mismo escenario. La apuesta por las series se refiere entonces al equipo que ganará más partidos en estas series. En caso de empate (ambos equipos ganan el mismo número de partidos) todas las apuestas son canceladas.

  • Sólo se toman en cuenta los partidos finalizados dentro del correspondiente periodo de tiempo de las series.
  • Si un equipo juega contra otro adversario entre los partidos programados de la serie, este partido adicional no influye en las apuestas por las series.
  • Para que las apuestas sean válidas, se ha de jugar como mínimo un partido de la serie.
  • Si un partido de las series es cancelado, este partido será considerado válido para las series siempre y cuando se haya declarado un ganador de forma oficial.
  • Un partido suspendido de una serie anterior, no se toma en cuenta para la serie actual.
  • Si un partido es pospuesto o suspendido por cualquier motivo pero continúa y finaliza el mismo día, el partido se toma como válido para la serie.

13.)Hit(s): Para lograr un hit, el bateador debe alcanzar la primera base antes de que ningún jugador de la defensa pueda tocarlo con la pelota, lanzar a otro jugador que protege la base antes de que el bateador la alcance o toque la primera base mientras lleva la pelota. El hit se anota en el momento en el que el bateador alcanza la primera base sin contratiempos; si queda fuera mientras intentaba hacer que su hit fuera doble, triple o home run en la misma jugada, seguirá teniendo un hit (según la última base a la que llegase sin contratiempos en el juego).

Si un bateador alcanza la primera base a causa de una interferencia ofensiva de un corredor anterior (lo que incluye que una bola bateada golpeara al corredor anterior), también se le contará como hit.